miércoles, 2 de julio de 2008

En Francia, España es mas España

Cuando reservamos el viaje a Eurodisney, evidentemente, no pensamos en la Eurocopa de Futbol, pero si lo hubieramos hecho, desde luego, jamás hubiéramos imaginado que España jugaría la final, y que nosotros estaríamos en Disney.
Fue fabuloso; la colonia de trabajadores españoles que allí hay, y la infinidad de visitantes españoles, que eramos, vibramos en cada segundo del partido. Cuando pitaron el final, aquello fue la locura, supongo que como en cualquier lugar de España, pero es cierto que cuando estás fuera de España, sientes los colores de la bandera con mucha más intensidad y te aflora un patriotismo, que estando aquí, lo tienes dormido.
La calle de Disney Village, se inundó con "la roja".

Por lo demás, Disney es cansadísimo, carísimo.. pero cuando ves la cara de tu hijo, al encontrarse con Mickye o Goofy o Pluto ...... nada más importa. Es el país de la ilusión donde todos los sueños se hacen realidad (es un topicazo, pero es verdad).
Los desfiles preciosos, los decorados tan reales ............... y la sonrisa de los niños, incluso lágrimas de algunos al ver a sus personajes favoritos y poder tocarlos. (que por cierto, son encantadores, a pesar de las horas y el agobio de gente que tienen que tener, siempre tiene un gesto cariñoso para todos y cada uno de los niños que a ellos se acercan)
Si teneis niños pequeños, y vuestros bolsillos os lo permiten, no lo dudeis, vuestros hijos no lo olvidaran.

1 comentario:

Raffles dijo...

ole!!!
ke viaje más lindo para tu peke!!!

rekuerdo kuando yo era un mokosillo...
akavaban de abrir eurodisney kuando yo celebré mi komunión...

por akel entonces pese a ser un mokosete kreia fanatikamente en un dios ke todo lo veia y todo lo ordenaba...
dando más a akellos ke se akordaban de él más amenudo ke el resto...

Supongo ke kedarme sin viaje a Eurodisney las siguientes Navidades fue uno de los detonantes para ke poko a poko fuese dejando de kreer en ese dios todopoderoso ke todo lo ve y todo lo puede...

:)

sin duda...
es un viaje ke pese a ser puro consumismo, merece la pena hacer sólo por komo tu dices, ver la kara de tus pekeños rodeados de sus dibujos preferidos.

para los pekes...
la vida es sueño...
y si se puede...
porke no darles ese placer?

:)

un beso desde Madrid!


-=.Lehian.=-